Cada enunciado de la Columna A se corresponde con el contiguo de la Columna B, relacionados a modo de pares de opuestos. Medite con cuál de los dos se siente más identificado, y al elegido márquelo en la casilla correspondiente. No se trata de "todo o nada" (es difícil encontrar un enunciado que nos identifique siempre a la vez que su pareja no lo haga nunca), consiste más bien en elegir la proposición con la que se sienta mejor representado el mayor número de ocasiones.

Cuando haya terminado el ejercicio completo, pase a la batería siguiente pulsando el botón a pie de página. Son cuatro baterías.

Puede dejar alguna dupla en blanco (por ejemplo si no logra entender a qué se refiere), y puede, si le es imposible decantarse, marcar los dos enunciados de una pareja a la vez, pero procure no abusar de estos comodines. Esfuércese en reflexionar sobre cómo se siente y cómo actúa cuando las circunstancias le permiten expresar sus verdaderas preferencias. A veces ayuda echar mano del recuerdo y viajar a otros momentos biográficos que nos permitieron mostrar mejor nuestros genuinos gustos y modales.

El test requiere que se tome su tiempo. Por ello es posible salvar los datos ya cumplimentados al término de cualquiera de las baterías, para continuar posteriormente. La información se guarda en una cookie de su navegador hasta un máximo de dos semanas. Tenga en cuenta que si limpia la caché de éste se perderán esos datos y tendrá que comenzar de nuevo.

TEST 1

Columna A Columna B

A veces me dicen...