Psicología - Jung - Psicología Analítica - Junguiana

25 febrero 2011

Ecopsicología 1 – El principio femenino podría originar una nueva cultura

A esto es lo que yo llamo pensamiento creador (aunque estoy investigando el tema del poder psicotrónico y prometo publicar cosas al respecto): hoy llega a mi bandeja azarosamente un artículo perfecta continuación de lo que estuvimos comentando ayer aquí y aquí:

El principio femenino podría originar una nueva cultura

Elizabeth Debold denuncia que “añadir mujeres” a los cargos públicos no termina con el patriarcado

La escritora Elizabeth Debold ha analizado en la revista What is Enlightenment? el papel del principio arquetípico femenino, o de lo divino femenino, en una posible transformación del mundo. La modernidad ha conllevado una radicalización de los valores masculinos, mientras que lo femenino sigue condicionado por las propias exigencias del patriarcado. La receta de “añadir mujeres y agitar”, en referencia al hecho de sumar mujeres a cargos públicos, quizá no solucione los desequilibrios. Según Debold, es una revisión de lo divino femenino, con sus luces y sombras, lo que podría generar un nuevo espacio cultural donde se dé otra forma de cooperación entre hombres y mujeres. Pero para ello se necesita un gran esfuerzo que, por su importancia y necesidad dados los tiempos que vivimos, debe ser considerado como sagrado

Por Yaiza Martínez

a escritora feminista norteamericana Elizabeth Debold, autora de la obra La revolución en las relaciones madre e hija, reflexiona en un artículo publicado por la revista What is Enlightenment? acerca de la posibilidad de crear un nuevo contexto ético y espiritual que equilibre nuestro mundo actual hiper-masculinizado, a través de la reverencia a lo femenino sagrado.

Es decir, Debold se cuestiona si sería posible cambiar un mundo en el que el patriarcado se ha generalizado y polarizado hasta tal punto que se ha vuelto incluso peligroso para nuestro entorno. La autora comenta que la receta actual que se sigue para alcanzar un supuesto cambio cultural en esta dirección suele ser del tipo “añadir mujeres y agitar”, en referencia a la tendencia a tratar de equilibrar el número de hombres y de mujeres presentes en la vida pública. ¿Pero pueden estas medidas por sí solas transformar el ethos básico de nuestra cultura, y cambiar el curso de la historia?

Tal vez no. Según Debold, en los últimos veinte años, algo profundo se ha empezado a agitar en el interior de las mujeres, una intención de cambiar la cultura desde sus raíces. El objetivo: generar un nuevo contexto espiritual y ético que equilibre la situación planetaria a través del culto a lo femenino sagrado, que ha sido identificado por diversos grupos de mujeres de distintas maneras.

Algunos de estos grupos definen lo femenino divino como únicamente relacionado con el rol biológico de la madre. Otros, por el contrario, hablan de un “principio femenino” dinámico de la psique humana que es además un aspecto fundamental del mundo. Por último, otros grupos reclaman la recreación de rituales de culto a antiguas diosas, para que la divinidad femenina se vuelva más visible y consciente.

Inmanencia de lo divino

El elemento común a casi todos estos grupos es la sensación de que lo sagrado no debe encontrarse en un dominio trascendente, sino que es inmanente a la vida. Por tanto, señala Debold, estas formas de espiritualidad celebran el propósito humano de unificarse con la naturaleza y con los demás, por lo que a menudo festejan el cuerpo, la sexualidad y las relaciones. De esta forma, se está desarrollando un fenómeno sin precedentes: nunca antes en la historia de Occidente las mujeres habían insistido activamente en que la dimensión sagrada de la vida era un reflejo de su propio género, explica la autora.

Y es que muchos de los males del mundo actual proceden de la radicalización, desarrollada en la modernidad, de algunos de los aspectos de lo masculino, como la separación entre racionalidad y empatía, la competitividad, la jerarquización del poder sobre los demás, etc. Pero, ¿qué significaría que lo femenino fuera la solución?, se pregunta Debold. Demasiado fácil resultaría volver a caer en una nueva polarización, en la que señaláramos lo masculino como “malo” y lo femenino como “bueno”.

Evidentemente, existe el deseo común de ir más allá del patriarcado y evolucionar como comunidad humana, e incluso sobrevivir como tal gracias a la aplicación de nuevos valores sociales. Pero la cuestión es: ¿cómo crearemos esa cultura post-patriarcal y qué relación tendría ésta con el principio femenino?

Debold escribe, “la mayoría de estas nuevas vías espirituales se basan, de manera implícita o explícita en el innovador trabajo teórico del psiquiatra Carl G. Jung (1875-1961)”.

Jung estableció la teoría de que toda la humanidad comparte un área psíquica denominada inconsciente colectivo, y que lo femenino y lo masculino son principios ontológicos tan profundos y arraigados en esa área, que tienden a ser vistos como inherentemente sagrados.

Exigencias sociales

Jung relacionó a lo femenino con Eros (emoción) y lo masculino con Logos (intelecto). Generalmente, parece que lo masculino está vinculado a la aserción, al enfoque directo e intenso, mientras que lo femenino lo está a la receptividad, la contención y la empatía. Estas características se relacionan con los roles reproductivos que hombres y mujeres han desplegado desde tiempos inmemoriales.

Y, aunque lo femenino y lo masculino no sean únicamente atributos de mujeres y hombres respectivamente, la experiencia de ser inherentemente distintos desde el punto de vista corporal ha marcado la cultura y la psique humanas.

Debold señala que sus investigaciones a lo largo de los años sobre la vivencia del cuerpo femenino por parte de las mujeres le han demostrado que, según van madurando, las mujeres aprenden a desconectarse de sí mimas para tratar de pasar por una estrecha puerta: tener éxito, ser atractivas, sentirse seguras…

Estas exigencias sociales provocan que las mujeres oculten a menudo ciertos sentimientos (como la ira o la vulnerabilidad…), se desconecten de su sexualidad, y renuncien a su propia perspectiva de la realidad.

Por otro lado, las mujeres están especializadas en nutrir y existir en relación, dados los miles de años que han dedicado sobre todo a reproducirse, lo que las condiciona profundamente. Considerando todas estas limitaciones de las mujeres, ¿cómo se podría traer verdaderamente a la luz el principio femenino para dar lugar a una nueva cultura?

El ideal femenino actual incluye el ser buena, hermosa, atractiva, compasiva, dadora y afectiva. Es decir, que sigue uniendo aspectos de la mujer muy valorados dentro del patriarcado (como la sexualidad y la maternidad). Otra asunción general es que las mujeres no han hecho “nada” por desarrollar la cultura en la que estamos inmersos, es decir, que son las “víctimas” del patriarcado.

Luces y sombras

Pero no sólo son los aspectos “buenos” o positivos los que deben ser contemplados según Debold, a la hora de recrear lo divino femenino. La autora señala que la mayoría de los enfoques populares a este principio abarcan sólo superficialmente su “lado oscuro”: los aspectos de lo divino femenino inconscientes, reprimidos o negados.

Ese lado oscuro no resulta nada atractivo pero, según la autora, hasta que no se reconozca, las mujeres seguirán proyectando su sombra en los hombres, manteniendo así intacta la división entre ambos géneros propiciada por el patriarcado.

Por tanto, el objetivo (y la posible solución) podría ser desarrollar una conciencia que incluyera la herencia biológica y cultural y que también la trascienda, es decir, un espacio cultural nuevo y libre de relación en el que se catalice una cooperación también nueva entre hombres y mujeres.

Las sombras y las luces de lo divino femenino se convertirían en una nueva expresión de lo femenino divino que quizá pudiera equilibrar la situación del planeta, contrarrestar los abusos derivados de la hiper polarización de la modernidad. Dada la importancia del principio femenino para la transformación del mundo, este esfuerzo en sí mismo debiera ser también considerado como sagrado.

Si algo tenía que aparecer que encajara con la charla de ayer entre Taztel y yo, era este artículo. Vamos, que ni al pelo. Bien, ya vemos: en esto estamos. Pero ¿qué es esto, realmente?

Considero un insulto a la inteligencia en general, y a la de la mujer en particular, y muchísimas mujeres están de acuerdo conmigo (como este artículo muestra), esos engendros legislativos inyectados en los estados modenos desde la cúspide de Illuminati que domina los organismos internacionales, como la “Ley para la igualdad efectiva de hombres y mujeres” que se aprobó en España en 2007. En lugar de vigilar que se cumplan escrupulosamente los derechos que nuestra Constitución ya otorga, desde hace mucho tiempo, indiscriminadamente, a hombres y mujeres frente a lo público, este tipo de injerencias sociales se basan en las mismas consignas que pretenden erradicar: que las mujeres por sí solas son débiles para competir en sociedad, y necesitan ayuda extra. Se cuela otra vez, y justo en mitad de los adalides de lo contrario, el principio cortés y rancio de “las mujeres y los niños primero”, que debía ser, sin embargo, el mayor agravio para una postura realmente feminista. Vuelve a tratarse a la mujer como sexo débil, falto de competitividad y eficiencia públicas. Que es justo de lo que se le acusa al patriarcado.  El patriarcado, eso que se demoniza por un lado, y se sirve por otro a pie juntillas, como ya apunté y subraya este artículo. Es una locura filosófica todo esto. Un ladrillo más en el muro de la apatía ideológica y el nihilismo, además de serlo en ese que aisla a hombres de mujeres, enajenándolos reciprocámente. Y, lo que es peor: es una locura psicoecológica, que corre, como muchas otras posturas aberrantes modernas, hacia la enajenación de nosotros mismos.

Una tarde paseaba, con unos amigos, entre las ruinas de Monte Albán, allá en el bellísimo México, y noté que alguien nos seguía. Finalmente, encaramos al perseguidor y le preguntamos qué quería. Nos dijo que estaba allí para pedirnos responsabilidades como españoles, conquistadores, por la pobreza de su país. Si a mí me dan a elegir entre la “pobreza” mexicana y la “riqueza” española… De hecho, ya elegí en su momento. Por eso estaba allí. Mi regreso a la vieja Europa, este monstruoso proyecto de espaldas a la riqueza de los sueños, fue a regañadientes. Pero mis baremos en ese sentido son demasiado extraños al paradigma con que los Illuminati modernos han infectado a la sociedad global, y dejemóslos de lado ahora. El tema es que esa persona representa el absurdo pensamiento de que el estado socioeconómico del México actual es el directo heredero de lo que pasaba hace 200 años. Pasando por alto dos siglos de responsabilidades propias en el asunto. Con la actitud de la mujer en sociedad pasa exactamente lo mismo. Nadie se pregunta en serio qué quieren hacer las mujeres realmente con su vida (a excepción de Freud y cuatro más). Nadie se pregunta en serio las verdaderas razones por las que las proporciones de participación pública tienden a ser las que son, aunque se tiendan mil alfombras rojas para que sean de otra manera.

Todos los músicos estamos hechos a la realidad flagrante de que hay poquísimas mujeres instrumentistas (bajistas, guitarristas, baterías, etc.), pero todo el mundo sabe por qué: no les interesa. Sencillamente. Y a mucha honra. Cantar sí, y das una patada a una pared y salen diez vocalistas. Espero que a ninguna mente brillante se le ocurra aplicar la ley de igualdad también a los grupos musicales. Pero es que vamos camino de cosas así…

Por supuesto, puedes reprogramar una sociedad. Esa es la tarea de los Illuminati. Repetir una y mil veces una consigna hasta que hipnotizas a la comunidad. Entonces les dices a tus víctimas: “¿Ves? tú realmente eras así, desde el principio. Pero la cultura anterior no te lo permitía”. W es una psicopedagoga curtida en los lemas del paradigma occidental moderno. Se empeñó en aislar a su hijo desde que nació de toda relación empática con símbolos guerreros, usando para ello todo el arsenal de que disponía según su formación. Finalmente, a los tres años, el niño, cada vez más obsesionado con las armas, logró hacerse con su primera pistola de juguete. ¡Un niño aries! ¿Quién podría enajenar a Marte, dios de la guerra, de su temperamento natural? Esto nos enseña que, en el fondo, no hay por qué preocuparse demasiado. La vida se abre camino. La naturaleza genuina se abre camino. Todas nuestras utopías racionales perecerán tarde o temprano frente a la realidad a-racional, que es en sí todo lo viviente. La cuestión es que el mecanismo se retrase y pasemos el punto de no retorno. Espeluznante posibilidad. De momento, todo sigue un curso natural esperanzador. Este artículo demuestra que las cosas están queriendo ordenarse ya. Que la verdad empieza a presentirse en otra dirección, en otro camino, hacia otro paradigma. Lo siento, Illuminati. Lumbreras de pacotilla de la filosofía moderna occidental.

Ahora debería, como es mi naturaleza, lanzarme a criticar todos los puntos en que disiento de la perspectiva que plantea Debold sobre el asunto de la diosa. A ello voy. Ya esbocé mi postura sobre esto en los comentarios aludidos al principio. Me reiterare:

La comprensión del principio femenino, el Eros, como el reservorio de las aptitudes y actitudes alrededor de la receptividad, la contención y la empatía (función sentimental), es en sí de Perogrullo. Ya que alude tanto Debold a Jung y los arquetipos, debería continuar hacia un lugar más importante y decisivo, situado más allá: la Diosa es el camino hacia Las Madres: el Inconsciente Colectivo. Sin intuición, sin muerte y renacimiento, sin conversión, sin deconstrucción mental, sin conexión con lo infinito, no hay renovación en la cultura. Los misterios de Eleusis, que giraban en torno a las gigantescas diosas Deméter y Perséfone, son la guía arquetípica de un renacer espiritual y filosófico, eso que llamamos iniciación. En estos ritos lo femenino se separa de sus referencias corporales, del orbe de los instintos, de la reproducción y la fertilidad meramente natural para convocar un tránsito de hombres y mujeres indistintamente al incorpóreo más allá, donde se une en androginia al Logos (vamos a decirlo ahora así). Pero no pierde sus atributos psicológicos: el iniciado es el efebo de Dios. Es, por definición, el amante sumiso ante el falo divino, a menudo violador (recordemos a San Juan de la Cruz). Se necesita, por tanto, todo el acervo de cualidades psicológicas femeninas para conectarse con lo infinito y renovarse. Hombres y mujeres deben ser úteros vacíos donde la simiente arquetípica engendre el nuevo Niño Dios redentor.

La Diosa como guía en la iniciación aparece en otros capítulos mitológicos relevantes, como el mito de Inanna, del que me volveré a ocupar en un artículo próximo (por alusiones, como verán). Inanna descendió a los infiernos, como Deméter en su forma de Perséfone (en mi interpretación, ambas son la misma diosa). Inanna, adelanto, es una simbolización andrógina: ella es diosa del amor y de la guerra a la vez, como una conjunción de Atenea y Afrodita en la misma diosa. Deméter-Perséfone, Inanna, son en realidad, como Sekhmet (la gran apocalíptica, la mejor representación de la sombra de la diosa), diosas-dioses. Como dios-diosa es Orfeo, el patrón de otro poderoso mito iniciático como es el rescate de Eurídice, otro descenso a los infiernos, a Las Madres. A Orfeo lo define muy bien la carta del Tarot “rey de copas”: un hombre con atributos femeninos (la copa), lo mismo que a Inanna la “reina de espadas”, una mujer con atributos masculinos (la espada). El rey de copas une a Orfeo con la figura del Rey Pescador, y así saltamos al majestuoso símbolo del Santo Grial, uno de los más importantes para nuestra cultura, si no el que más. El Santo Grial es la diosa invocada casi exclusivamente por sus cualidades espiritualizadoras, iniciadoras, conectoras con el Mundo Arquetípico. Lejos quedan en él la pareja, la familia, los embarazos. Aunque existe toda una línea esotérica que regresa a todo eso nuevamente partiendo de él, muy famosa mediáticamente. Estarán ya todos pensando, supongo, en Dan Brown, y todas las teorías de las que se hace eco sobre el matrimonio de Jesús, su descendencia, etc. En descargo de estas exégesis digo que es muy difícil sostenerse en lo puramente espiritual en el entorno de la diosa. Siempre se tiende a la encarnación, a la literalización, a la corporalización, a la inmanencia. Al Yin. Le pasa a Debold también. Acercarse al Eros y escapar de la tentación sexual es complicado. Pero es importante que aprendamos a separar sexualidad y espiritualidad (Eros y Logos), tanto como lo es unirlas. Si no lo hace el feminismo, por ejemplo, y no lo hace para nada, porque precisamente hace suyo el paradigma epicúreo y hedonista de la revolución sexual, en un grito unísono de “mujeres y sexo al poder”, entonces, de nuevo, está cayendo en la más disolvente de las contradicciones. Porque todo lo que tiene el feminismo moderno de impulso hacia el Logos, hacia la intelectualización, hacia la androginización de la mujer, es coartado por una serpiente gorda y lustrosa (bien alimentada desde Illuminatilandia) que sale al paso, obligando a la mujer a retornar a sus instintos primarios en torno a la satisfacción del varón (como dice la junguiana feminista Polly Young: “el querer ser deseadas sin saber bien qué desear”) y la maternidad. Platón dice “Eros es un poderoso demonio”. Jung dice: “La serpiente no quiere sernos útil”. Ella es lo dado, la materia prima, cruda, insobornable en su estado original. Nadie, ni Illuminati ni feministas, la podrán usar sin ser usados por ella. Temerle es el principio de la sabiduría.

20 comentarios en “Ecopsicología 1 – El principio femenino podría originar una nueva cultura”

  1. Taztel dice:

    Hola Raúl,

    Tu amplia exposición merece unos comentarios J

    La idea expuesta de igualar el nº de hombres y mujeres en política para romper con las diferencias no me parece tampoco una solución a la influencia patriarcal, pero si es una medida necesaria abrir las puertas y permitir la posibilidad cuando antes era impensable. Que una mujer salga con tendencias al arquetipo de la Justicia la llevara a desarrollar ese aspecto externamente, pero la mayoría de las mujeres tenemos que trasladar la política a nuestra vida familiar.

    La solución no esta en el patriarcado o en el matriarcado… podemos observar familias donde quien lleva los pantalones es la mujer, otras que es el hombre, otras en las que un solo miembro tiene que hacer ambos papeles y otras, las mas extrañas, en que hombre y mujer son iguales pero con diferentes funciones, aquello en que la mujer dice tal, el hombre añade cual y entonces sale una solución neutral.

    La maternidad va ligada a la paternidad, y para mi no es un condicionante, es una bendición un regalo tan maravilloso que me parece patético que sea convertido en una carga, la única carga es la dependencia que estamos creando en nuestros hijos no enseñándoles a pensar por si mismos y ser independientes….por lo demás, la mujer que tiene una llamada, la desarrollara igualmente por encima de todo ello y mágicamente sacara tiempo para cubrirlo todo, aunque a veces se vuelva algo loca haciendo el papel de pulpo jajajajajajajajajajaja

    Para mi, la Sacerdotisa une amor y conocimiento, no separa sino que integra en todas las áreas de la vida cuando le toca formar una familia y tiene una llamada. Sacerdotisa e Hierofante son maestros de la vida, tienen el conocimiento-sabiduría y lo retransmiten con amor, no son dependientes y se sientes libres pero conscientes de la tarea que implica unir y no separar las áreas de la vida.

    Cuando preguntas como crearemos esta nueva cultura…. Pienso que quizás esta en atender esta política familiar, donde lo sagrado no es nada sobrenatural.

    La mujer y el hombre conscientes de su función en todas las áreas de la vida están realizando su obra en la obra. Y no es mas importante ser un guro con discípulos que ser el padre de tu hijo, ambos maestros y canales para la descendencia, semilla del cambio del nuevo paradigma, y si eso no es lo que te toca, entonces que sea un pioner@ solitario trascendiendo el deseo y el anhelo del calor de sentirte acompañado.

    En realidad Raúl, os necesitamos, claro que si… de hecho, mas allá de las limitaciones que pueda tener la mujer y el hombre, nadie podría vivir solo en este mundo, nos relacionamos porque eso forma parte de la naturaleza y de nuestra vida aquí en la tierra.

    No estoy de acuerdo con esta frase tuya: “Otra asunción general es que las mujeres no han hecho “nada” por desarrollar la cultura en la que estamos inmersos, es decir, que son las “víctimas” del patriarcado.” Como que no han hecho nada!!! Mira lo que te digo ;P (jijiji)

    Las mujeres siempre han estado ahí, son los hombres los que tienen que darse cuenta. El camino de realización de las mujeres es mas difícil si el hombre no las reconoce sin miedo. La lucha por demostrar lo que valemos se ha reducido a compararla con el hombre… no hay que demostrar que podemos hacer lo que hacéis vosotros! eso es una tontería, si no queda otra lo haremos, pero no es necesario ponerlo mas difícil de lo que la propia vida ya lo pone. Encontrar tu lugar en cada momento de tu vida es fundamental y vital. A veces tienes la suerte de conocer a personas con las que no tienes que pelear por el poder de quien tiene la razón para ver quien manda aquí. Hay que buscar un equilibrio en las relaciones, en cada relación que tengas.

    Quien sino mejor que un hombre para reflejar la sombra de una mujer…. Así es, así funciona que nos demos cuenta. Esta sombra femenina es horrible, lo se. Todos tenemos miedos. La seguridad y estabilidad es una responsabilidad que tiene que ser atendida y muy bien pensada cuando los cambios nos mueven. Por eso es un buen momento ahora, con toda esta situación de crisis global que estamos viviendo, hablar de todos estos temas, aunque como siempre lo más efectivo es que no perdamos la fuerza por la boca y no pongamos manos a la obra.

    La segunda parte de esta ecopsicologia también merece comentarios, es más, mucho más interesante que esta si cabe (al menos para mi) considero que es complementaria a toda la introducción que has realizado sobre la mitología de las Diosas y que nos da pie a tratar el tema de la iniciación con otro lenguaje. Pero por el momento este kit kat no ha logrado aprovechar mas las limitaciones del tiempo y espacio ;)

    Saludos

    • Raúl Ortega dice:

      La idea expuesta de igualar el nº de hombres y mujeres en política para romper con las diferencias no me parece […]
      Claro. Cómo no rescatar del espíritu progresista ese fundamento cristiano que tiene en dirección a la igualdad social, y que sólo aliado con el racionalismo contemporáneo ha logrado avanzar hacia lugares que le resultaban impensables a la cristiana y al cristiano antiguos… Aunque es preciso apuntar algo: reitero que la vida se abre camino. Que nunca, jamás, bajo ningún régimen o cultura, una vehemente vocación pudo ser sofocada fácilmente. Ni de hombres, ni mujeres. Juanita de Arco arrastró tras de sí un ejército, sólo con proponérselo. Siglo XV, siglo XX, ella y el Che, ¿qué diferencia encontramos?

      La solución no esta en el patriarcado o en el matriarcado… podemos observar familias donde quien lleva los pantalones es […]
      Es la norma que exista más bien un ama de casa que un amo. Hay hombres que mangonean más en ese ámbito, es cierto, pero también es preciso tener en cuenta que la mano izquierda femenina sabe bien tener el poder y dejar que crea que lo tiene el otro. La relación humana es el dominio del carácter sentimental, y la debilidad y el talón de Aquiles para el carácter mental. En esas lides se maneja como un niño pequeño. O, mejor, como un animal ciego, para que no parezca inofensivo. Matrimonio es en sí asunto de matriz, de madre, y del hombre lo es aportar patrimonio. Proveer al poyecto reproductivo cuyo rey y señor es lo femenino. Estoy usando mucho estereotipo para poder decir que el matrimonio es un logro, un éxito, femenino, no masculino. No deberían quejarse tanto las mujeres cuando se nos olvidan los aniversarios.
      Siempre coexistieron un patriarcado y un matriarcado. Cuando lo público era salir a hacer toscas y esforzadas armas para enfrascarse en batallas con tribus enemigas y presas, mujeres y hombres aceptaban mejor sus roles y sus espacios de poder. Fue a partir de cosas como la popularización del trabajo realizado por máquinas, el refinamiento armamentístico y la aparición del Estado como un gigantesco padre/madre protector y donador que se ha ido dando la hogarización de lo público, de lo que queda de puertas para afuera. Opino que eso es también un factor explicativo de la unisexualización masiva de la sociedad, que corre paralelo a la minusvaloración galopante de lo íntimo, de lo personal, de lo subjetivo, del hogar, en la cultura actual, cansinamente extravertida. Cuanto más lejos empujemos de la ciudad la selva, más unisex se convierte la cultura. Los niños hace rato que no saben lo que es no ya una víbora, sino una gallina. Todo esto es insostenible y por lo tanto eventual, una moda, por eso me parece de altísimo interés la figura de la mujer que no pertenece a esta masa artificial y domesticada moderna, la que era capaz de matar elefantes ella sola en el neolítico, y que sigue siendo capaz de hacerlo ahora. Ella es un modelo eterno, como Inanna lo es.

      La maternidad va ligada a la paternidad, y para mi no es un condicionante, es una bendición un regalo tan maravilloso […]
      Nadie parece comprender ya algo tan sencillo y tan básico como que ser un proletario sin más es lo más indigno que existe. Levantarte a la hora a la que te obliga un cacique, y hartarte de trabajar para su proyecto, lejos de tu casa, de ti mismo… Con el alma vendida, ni siquiera al mejor postor… Eso lo llaman desarrollo personal, fundamento del bienestar democrático, y nuestro sistema ha convencido a las mujeres de que la dirección de su “progreso personal” es esa misma, la de tantos hombres desgraciados, y no la de, por ejemplo, criar sus propios hijos… Pero claro, con dos sueldos se compra una casa más cerca del centro que con uno. Los illuminati tiran el cebo ideológico y nosotros picamos el anzuelo a cambio de un plato de lentejas. En EU, a causa del paro, se están dando muchos retornos femeninos a los roles tradicionales. Todo esto me obliga a parafrasear: detrás de un gran hombre y una gran mujer: el dinero.

      Para mi, la Sacerdotisa une amor y conocimiento, no separa sino que integra en todas las áreas de la vida […]
      Déjame que piense… No. Estás guiándote por la imagen de un desarrollo espiritual que es como un big bang, que desde un punto abarca el universo entero. Tienes la esperanza que ser sacerdotisa es encontrarle el tranquillo a ser la mejor “mujer pulpo”. El desarrollo espiritual es una odisea, que viaja hasta el confín del universo, y luego regresa. Es un crecimiento espiral en pirámide, donde cada vez se estrecha más el embudo hacia un centro. La sacerdotisa es el pulpo Paul, que predecía y luego seguía durmiendo. Don Juan le dijo a Castaneda: “si quieres ser brujo, tienes que aprender a ahorrar energía. O la usas para la brujería, o para otras cosas, pero para todo, no”. La energía espiritual es la misma que la sexual. La energía mental chupa watios del mismo lugar que la sentimental, los watios son los mismos. Por eso los caracteres nacen especializados. Porque no se puede tener todo. La individuación consiste en despertar todas tus potencialidades, pero no para crear un kiosco de variedades, sino para unificarlas en vocaciones comunes. Olvídate de procesiones y repicar, olvídate de que el Andrógino es una gran ama de casa con un montón de hijos y nietos y a la vez un monje enclaustrado con ideas filosóficas geniales. Ya te dije: el Tao es… otra cosa. No una mezcla de cosas. Otra cosa.

      Yo te entiendo: todos hemos buscado nadar y guardar la ropa. Todos hemos huido despavoridos de las renuncias, los sacrificios. Todos aún buscamos seguir conservando hoy los dulces instantes del ayer, conservar la primavera en el invierno. Pero la ley implacable, que produce la herida más dulce, es que aparecen cosas nuevas sólo allí donde nos desprendemos de las viejas. “Sólo te falta una cosa: ve, vende lo que tienes y dalo a los pobres; así tendrás un tesoro en el cielo. Después, ven y sígueme”.

      Cuando preguntas como crearemos esta nueva cultura…. Pienso que quizás esta en atender esta política familiar, donde lo sagrado no es nada sobrenatural […]
      Este es tu pensamiento alineado con el de la Debold y sus conceptos sobre la Diosa, que ya critiqué. Vuelvo a la carga. Por citar a gente, que queda muy culto, Robert Johnson, un modelo de hombre individuado, decía del amor que la cultura tradicional hindú lo entiende mucho mejor que otras: el matrimonio que sea conecertado, cuanto más pragmático, mejor, y el amor romántico que sea para el gurú o la “gurusa” de turno. El ser humano tiene la poderosa capacidad de imaginarse de todo, y proyectar su imaginación en cualquier cosa. Tiene, por tanto, la capacidad de sacralizarlo todo. Hasta siendo ateo es fuertemente religioso. Sabiendo esto, trata de diferenciar las cosas. Clasifica, segrega, estratifica, puntúa, valora. Medita en los cátaros, los gnósticos, los pitagóricos, los sadhus, el Buda, los órficos y demás locos altos y bajitos. En los seres sin cuerpo, en tu alma sin cuerpo. En la llamada desde el orden implicado, que es invisible. En la inteligencia que no usa cerebro. Encontrarás el sello de los arquetipos en todo lo que existe e ilumina el Sol y la luz de la Luna. Claro que hay que reorganizar el mundo, el amor, la sociedad, empezar de cero, pero no comprenderás ni uno solo, ni a ti misma, si no te remontas con tu corazón y tu mente hacia lo infinito.
      Existe un amor mágico que atravesarlo es en sí una experiencia iniciática. Si eso no es sagrado, nada lo es. Pero la mayoría son, y está bien que así sea, “matrimonios concertados”, intercambios, negocios, a nivel “sólo” corporal y humano.

      En realidad Raúl, os necesitamos, claro que si…[…]
      Jaja, esto me recuerda aquello de “¿me quieres porque me necesitas, o me necesitas porque me quieres?”. Es broma.

      No estoy de acuerdo con esta frase tuya: “Otra asunción general es que las mujeres no han hecho “nada” por desarrollar […]
      ¡No es mía! Es de la Debold.

      Las mujeres siempre han estado ahí, son los hombres los que tienen que […]
      Mis amigas, mis hermanas, no pierden ni un segundo tratando de demostrar nada a ningún hombre. Son como son. Bastante tenemos ya todos con luchar contra una cultura que se opone a nuestras vocaciones y temperamentos comunes. Van por ahí con su rabo azul y no se molestan ni en disimularlo siquiera.

      Un saludo azulado

      • Juan Manuel dice:

        Raúl de entrada felicitarte por estos últimos ensayos que desde tu potente verbo pone orden a este deterioro de consecuencias futuras que no acabo de imaginar con respecto a lo femenino y su integración en el contexto “Capitalista”, donde en una voltereta indigna ha colocado a la mujer como la salida creativa para mantener el ritmo de beneficios económicos en base a la desespersonalizacion de esta sociedad moderna, colocando a la mujer como la nueva mano de obra barata que tanto gusta en este manido contexto capitalista de la competitividad y eficiencia en la reducción de costes. Primero fue el hombre que vendió su anima y ahora han ido directamente por ella vía un animus que razona las ventajas de la supuesta realización de la mujer fuera del hogar.

        La cuestión es que últimamente utilizas la palabra “Iluminati”, yo sin embargo hablo de “Capitalismo” que como eje coloca la manzana en el ámbito de la ambición creando todo tipo de desigualdades de donde bebe todo los trastornos y patologías psicológicas, por que el cambio de valores hace perder la brújula de lo verdaderamente importante la autorrealización trascendente, vamos desvía la mirada. La diferencia estriba en que desde mi punto de vista el capitalismo es una inercia no premeditada de consecuencias nada agradables a lo que el ser humano se ha visto abocado por su necesidad de crecer en equilibrio y ventajas sociales para toda la humanidad, y se ha equivocado, errores los cometemos todos. Sin embargo el termino Iluminati da ha entender un proyecto maquiavélico con agenda oculta que pretende la esclavitud de la humanidad de manera premeditada, unos “V” entre comillas.

        Podrías aclararlo?

        Gracias por adelantado majete, por que nunca te doy las gracias por permitirnos reflexionar al incidir con el dedo en la llaga.

        Juan Manuel

        • Raúl Ortega dice:

          JM: “todo lo que he escrito es pura paja”.

          La diferencia estriba en que desde mi punto de vista el capitalismo es una inercia no premeditada
          Ya sabes que comento mucho que nada hay que se convierta en moda pública que no surja antes de la mente de uno solo. Sin escuchar a David Icke, nada más que por leerte un vulgar libro de texto de la LOE, te enteras de que los historiadores convienen en colocar al gigantesco pensador John Locke y al no tan grande, pero no chico, Adam Smith, como los fundadores del paradigma capitalista. A estos cerebros en la cúspide que echan a andar las ruedas que luego parece que se mueven solas, son a los que yo llamo, entre broma y seriedad, “Illuminati”. Creí que se entendía; si no, bien está que me des la oportunidad de aclararlo.

          Lo que se les escapa a un Jacque Fresco y a la vez a muchos historiadores burócratas es que John Locke, antes de teórico socioeconómico es epistemólogo empirista, un vástago del mismo árbol que dio el fruto Demócrito, por ejemplo. Cuando los intocables olimpos metafísicos se desploman, la sacralidad pasa a proyectarse en lo contante y sonante, porque la libido hacia algún lugar brillante y prometedor, hacía alguna imagen de paraíso, tiene que poner norte. O tienes el sueño egipcio o tienes el americano, pero sin sueños, la vida no fluye.

          Para el empirismo nada hay en el alma que no estuviera antes en los sentidos. Es por lo tanto normal que los Illuminati que extendieron el cientifismo, el positivismo, sean también los precursores del culto al dinero. Jung decía que las sociedades o están volcadas hacia la paloma espiritual, o hacia la serpiente terrenal. Es así de simple. La serpiente terrenal se define perfectamente teniendo el esqueleto de sexo y la piel de dinero. Gente como Locke, Laplace, Marx, Freud, Russell, y muchos más, pero no demasiados, son a los que tengo en mente cuando digo “Illuminati”. Justo por debajo de ellos hay toda una casta de servidores “goebbelianos”, una mafia, más anónima, que suele trabajar mejor en la sombra, ocupándose de los trabajos más o menos sucios de la propaganda que todo régimen necesita para mantener sus ruedas engrasadas, y que parezca que todo va solo.

          Ya que empezamos con una frase de Santo Tomás:

           

  2. Juan Manuel dice:

    Sip..pero Nop,…la libido tira hacia arriba o dirección serpentina. Pero..pero… siempre hay un pero, una curiosidad. Mientras el populacho anda inundados de sueños materialistas, las grandes corporaciones, los que manejan el cotarro, las sociedades secretas, la masonería, y los de sangre azul incluido los que saludan en azul, se atiborran de símbolos, te lo cuenta uno que en su día puso su creatividad en manos de la multinacional americana Procter and Gamble, por aquel entonces te regalaban una preciosa insignia de algo parecido a brillantes con una media luna de señor barbudo y un montón de estrellitas formando tres seises. En la vanguardia de hoy por cierto aparece una de esas noticias curiosas…

    http://www.lavanguardia.es/internacional/20110301/54121712154/iran-ve-en-el-logotipo-de-los-juegos-olimpicos-de-londres-2012-la-palabra-zion.html

    Es como paradójico no?, miran al cielo, mientras los esclavos de la matrix caminan con los ojos en el suelo, parece anecdótico, pero es que todos estos son muy espirituales, incluido John Locke y al no tan grande, pero no chico, Adam Smith.

    Yo leía tranquilamente tus ensayos y respuestas hasta que me tope con el saludo azul, entonces todo tomo otro cariz en mi imaginativa mente.

    A mi me falta un hervor, pero si me hubieran faltado dos…seria un Icke en potencia, no se si como David o como Jiménez, je.

    • Raúl Ortega dice:

      Avatar, avatar… En mi mente estaba el color azul de los rabos avatares, no despliegues tu imaginación más de la cuenta… Mis amadas dianas cazadoras Neitiri, la guardia amazónica del Alma del Mundo. Bien traído lo de los símbolos de las multinacionales del dentífrico (era eso y más cosas de lavar ¿no?). Sí, así es: el sueño americano necesita su propio cuerpo mistérico. Como la pirámide masona en el dólar. El dinero es una religión más, y van ya…

  3. Taztel dice:

    Hola Raul, acabo de descubrir el significado de los colores en tus entradas, eso cambia algunas cosas, pero bueno por no salirnos mas del tema voy a intentar aportar algo hacia el equilibrio.

    Los arquetipos tienen diferencias en cada plano y no tienes porque ser Juana de Arco para vibrar en el arquetipo principal que ejerció. Nadie que hizo algo grande era consciente de lo que llegaría a repercutir y cambiar su acto. Nadie sabe la receta mágica, nadie te asegurar que el sacrificio que elijas sea quedarte o irte te abra las puertas o te las cierre a la realización. Todos podemos engañarnos, todos tenemos una sombra y un monstruo del que huimos y le damos la espalda.

    Eres tú el mismo que critica matrimonios concertados en el mundo físico y que habla de matrimonios concertados en el astral. Cada plano tiene sus limitaciones hay puertas que los interconectan… ¿sabes para que?

    Podemos pensar que cultivamos al Mago don Juan casanova arquitecto de la obra y que ha olvidado aquello de que “el poder me manda y yo mando al poder” y terminar manipulando jugando a Piter Pan. Decir que hay que salir de la influencia del patriarcado hablar de celos, exponer como le gustan y lo que deberían de hacer para…
    Eso me pregunto para que?

    Uno puede desmenuzar y analizar cada parte, abrir el cuerpo y buscarse a si mismo, abrir la mente y seguir buscándose, abrir su corazón y seguir buscando y no encontrara mas que vacío.

    La Sacerdotisa no es la Emperatriz enamorada, ella conectada a la luna que representa la matriz (espacio) que necesita la mente para recibir el conocimiento sin palabras, sabe como dadora de la vida y la muerte, del vacío de la enamorada que anhela estar con su enamorado, también sabe del vació del enamorado cuando la forma del amor acaba. Vivir consciente de esto nos lleva a la soledad, al fracaso, a la desilusión… definitivamente nuestro gran pendiente es el amor.
    —–En realidad Raúl, os necesitamos, claro que si…[…]
    Jaja, esto me recuerda aquello de “¿me quieres porque me necesitas, o me necesitas porque me quieres?”. Es broma.—- No es broma, por desgracia el materialismo esta ahí, con suerte tendrás trabajo tal como andan los tiempos pero no depende de ello que desarrolles tu vocación, eso lo puedes hacer gratuitamente por devoción, vivir de tu vocación es lo difícil y si tienes la suerte hay muchas trampas y peligros en los que puedes caer. Uno puede dedicarse toda su vida a cultivar un arquetipo, creer que ha sido un mago y darse cuenta al final de sus días que el Ermitaño le acompaño por mas tiempo. De hecho grandes personajes no fueron “completamente” conscientes de la grandeza y los cambios que produjeron sus actos. La intuición te guía ciegamente, nadie te libra de tus batallitas ordinarias y diarias, al final si te dejas llevar puedes descubrir si era o no era verdad lo que intuías. Para mí la frase seria, te quiero ¿pero estoy enamorada de ti?

    El único que se identifica con el arquetipo es el ego. El ego que cree ser algo. Tú no eres el ego, pero tampoco el Si mismo que es el punto que une lo de atrás y de alante. Los arquetipos no son la meta de realización, son herramientas que fácilmente pueden atraparnos en su posesión inconsciente. En última instancia el self también tiene que ser trascendido. No es la intuición andrógina, sino que es El espíritu. El espíritu te habla a través de la intuición, el sentimiento, el pensamiento… ¿Quién gira su ojo hacia dentro para ver al verdadero misterio?

    Se une a la fiesta otro hombre, Juan Manuel ascendente libra ¡anda como yo!. Cuando hablan entre ellos ya no entiendo nada ;) jejejeje con tanta presencia masculina pienso que mejor será que dejemos de hablar de paja psicogenerosexual y nos centremos en la aguja que no encontramos.

    Por cierto Raúl, sales tú en la foto de la presentación del libro de José?

    Me gusta tu saludito azulado………. Pero no te acostumbres porque ese color ya esta pillado. (Sonrisa) Un abrazo y gracias … xlcurioso dls cambios en tu web.

    • Juan Manuel dice:

      Coñe Taztel como diantres conoces mi ascendente?. Bueno tu magia de Oz astro_lógica no deja de ser una anécdota, ahora bien lo que resulta mas curioso es que si uno teclea “Taztel” en Gogle y observa mi ultimo mensaje de ayer que anda todavía diferido por los sótanos de Odisea donde aparece una dirección Web del periódico de la vanguardia de una noticia pro_simbólica que apareció ayer, acabo por desmentir tu referencia a que el espíritu nos habla a través de la intuición, en mi caso me habla a la cara, y me dice. Tu “Z”anganillo presta atención al color a”Z”ul, a “Z”ion y a la marca del “Z”orro de Ta”Z”tel…..en el mago de O”Z”.

      Creo que va siendo hora de que me tome unas vacaciones….,por que yo ya no se, si estoy en Matrix o Matrix esta en mi….

      Juan Manuel Lost en contacto con el Espíritu “Z”anto.

      • Taztel dice:

        Juan Manuel ha sido una casualidad dentro de este universo de razones causales haber encontrado esa información. Me llamo la atención que coincidiera. Aunque por lo que cuentas..se desprende que la intuición sigue las señales asumiendo el riesgo de terminar perdida en la imaginación y otras veces un buen tiro puede encajar dos o tres bolas en una partidita de billar y no me preguntes porque, aunque la intuición pueda parecer que lo sabe ;)

        • Juan Mi_Nuel dice:

          Estimada postura de loto con ojo de Shiva, “Yo” solo se que no se nada, pero también es cierto que no siendo nada lo eres todo, deduzco por tanto que lo importante es darle libertad al taco.

    • Raúl Ortega dice:

      Juanmi, el hermano libriano, tiene razón. Vibra rápido el Google con Zion en cuanto tecleas Taztel. Yo ya sabía de tu resuelta adscripción al esoterismo judío, pero sólo ahora me he dado cuenta que el post islamista que publiqué ayer forma parte, también, del entramado de estas conversaciones. No hay puntada sin hilo, no señor…

      Aparte, me explayo en una cosa: Libra es para mí la mezcla paradigmática de sentimiento con intuición. Libra es la forma astrológica de hablar de los caracteres NF, así como Urano, Acuario, es una de las formas de hablar de los NT. NF produce un lenguaje cargado de símbolos. Produce una comunicación llena de metáforas y neologismos. Hace muchos años que llamo a la comunicación con los librianos, es decir, los NF, “lenguaje neptuniano”. ¿Por qué neptuniano? Porque Neptuno es regente de aguas, de sentimientos, y la forma libriana de expresión es la de la intuición a través del agua, la cual crea sopas de significados en lugar de delimitar y diferenciar, como la razón saturnal hace. Es un lenguaje de la noche, nocturno, no del día. Muchas veces he tenido que decirle a un libriano: “compórtate, esfuérzate y usa más palabras lógicas y menos imágenes artísticas en tu lenguaje”. A JM no se lo digo, pero lo trato de llamar al orden saturnal de otros modos ;-) Mi mundo es el símbolo, así que, normalmente, si me esfuerzo un poco, sigo el hilo del pensamiento libriano escondido tal esa maraña de símbolos y metáforas. Pero a mucha gente le agota tener que hacer eso. Es como tener que estar leyendo e interpretar sueños a la vez. En fin, que no te asustes de eso, y comprende que no se trata de paja psicogenerosexual masculina, sino comunicación neptuniana. Lo cual es bastante femenino en realidad.

      Todo el colorido de Odisea tiene un significado, y todas sus formas. Como desarrollador web, Odisea es para mí la creación artística de un mandala. A veces hago cosas adrede al respecto, las menos, a veces las hago y luego tengo que entender, en auto-arte terapia, por qué he hecho eso y no otra cosa; las más. Por esto, Odisea es una web tan simétrica, de clarísima forma cuadrangular. Círculos y cuadrados: mandalas. Mi web, estructuralmente hablando, dice cosas claras incluso sobre mis complejos y mi sombra. A veces me pregunto quién se dará cuenta… Luego aparecen todas esas historias por ahí de “códigos secretos” en las obras de la gente. Deberíamos entender que eso se produce la mayor parte del tiempo solo, sin intervención de la voluntad. Muchos de los códigos secretos que se hallan son reflejo de una mente que no es exactamente la del autor.

      Los arquetipos tienen diferencias en cada plano y no tienes porque ser Juana de Arco para vibrar en el arquetipo principal […]
      Traigo a colación, como hacen los mitos, historias abiertamente ejemplares, pero es obvio que hay muchas batallas, anónimas en comparación con la Guerra de los Cien Años, que las Juanitas de turno tienen que lidiar. Una vez un amado amigo en mitad de un fuerte problema existencial soñó que estaba clavado en una cruz, y, además, que estaba ardiendo. Todo el mundo ha oído hablar de Cristo pero no de él. Sin embargo, él es protagonista de la historia y evolución del cristianismo, como Tertuliano o San Agustín, me atrevo a decir. No se trata de la fama o la popularidad, se trata de la profundidad de la experiencia. Sin embargo, tengo que añadir que, como es obvio, quien se acerca a los arquetipos está cerca del fuego, y está cerca del Alma del Mundo, de lo colectivo, así que de alguna manera existe una cierta popularidad natural y consecuente propulsada por los arquetipos. Cuando ellos descubren que alguien tiene algo importante que decir sobre ellos a nivel social, tratan de crear cierta comunidad en torno. El Ermitaño es el arquetipo de individuación más poderoso que existe, más que el de El Mago, que denota mucha concuspicencia, ambición, aún. Pero, como ya apunté varias veces, Ramana se aísla en Arunachala y a los pocos días ya tiene un montón de gente “importunándole” por ahí.

      Eres tú el mismo que critica matrimonios concertados en el mundo físico y que habla de matrimonios concertados en el astral. Cada plano tiene sus limitaciones hay puertas que los interconectan… ¿sabes para que?
      Eso es porque hay cosas que valen para todo el mundo, y cosas que son necesidades para unos y veneno para otros. Y cosas que son necesarias para la misma persona un invierno, y un veneno al llegar el verano. Y cosas que son consecuentes a nivel astral y un error grave a nivel literal. Y errores que es necesario cometer. Sin entrar en paradojas no podemos decir nada auténtico sobre la realidad.

      Hablamos siempre de la raza humana pero no existe una raza, hay varias. No estamos hablando de blancos y negros ni de musulmanes y budistas. Estamos hablando de que la misma Astrología nos avisa que desde las estrellas se están creando constantemente 12 linajes diferentes. La Astrología no es una ciencia exacta, pero apunta poderosamente a ciertas realidades.

      Uno puede desmenuzar y analizar cada parte, abrir el cuerpo y buscarse a si mismo, abrir la mente y seguir buscándose, abrir su corazón y seguir buscando y no encontrara mas que vacío.
      La famosa metáfora hindú de buscar erróneamente la realidad de la manzana partiendo en dos la manzana para ver su “interior” (Occidente) la has extrapolado demasiado lejos. Si abres tu mente y no ves nada, tu corazón y no ves nada… Necesitas gafas :-)

      La Sacerdotisa no es la Emperatriz enamorada
      Tú lo has dicho. Sacerdotisa es Perséfone y Emperatriz Deméter. Poderosas realidades, necesidades ambas, pero según para quién y en qué momento de su evolución, como dije arriba. Los arquetipos no son un kiosco de “todo a cien”. Están ordenados por jerarquías, como los ángeles y los chakras. Los hay más profundos y menos.

      Todo lo que hablemos sobre el amor es poco, y todo lo que amemos es poco si no nos conduce a abrir el corazón y ver de verdad lo que hay ahí dentro. El amor es lo que nos relaciona con el anim/ua/s (je), y el anim/ua/s es la puerta al sexo y al espíritu a la vez. ¡Así que fíjate que enorme lío tenemos ahí! Paul Auster tiene elaboraciones exquisitas sobre este problema, como son su Lulu on the Bridge o su más sencilla de entender La vida interior de Martin Frost. Por no hablar de nuestro Medem que es un genio en esto. Hay, por supuesto, una ingente bibliografía sobre el tema, pero para sentir la problemática de la naturaleza del amor, de los sentimientos, es mejor usar otras cosas además de las meras palabras, demasiado mentales. Hasta los versos me resultan demasiado fríos (claro, como soy mental, las palabras no me parecen per se tan seductoras).

      Para mí la frase seria, te quiero ¿pero estoy enamorada de ti?
      Esto requiere una enciclopedia aparte. En otro momento escribimos un prologuillo.

      El único que se identifica con el arquetipo es el ego. El ego que cree ser algo. Tú no eres el ego, pero tampoco el Si mismo […]
      Creo que en parte te refieres a que las representaciones de los arquetipos, las imágenes arquetípicas, se supone que son trascendibles. El místico que trasciende la imagen de Dios como un viejo con barba, etc. Ya esto es problemático, porque las religiones que tratan de eliminar la imaginería de lo invisible en realidad están amputándole poderes a Dios. Como dije arriba, hay medios mucho más eficaces que la soledad fría de los signos lingüísticos para acercarnos al Más Allá. Todo el mundo sueña, y el sueño, que es lenguaje divino, cine es. No te olvides de eso. Pero demos por válido que la evolución de la conciencia supera imágenes intermedias y se acerca más a la esencia, y que ese proceso puede llegar muy lejos, en su vocación de encontrar esa esencia más allá de su representación simbólica, su significado más allá de su significante. Lleguemos a ese significado, e imaginémoslo (valga la paradoja), puro, vacío de imágenes, real en sí. ¿Acaso ese significado está más allá del arquetipo en sí? ¿Tiene sentido pensar eso? Pero, es más: este mundo, tal y como lo entienden los sentidos, la ciencia, es una imagen, una representación, y sin embargo, nos contiene. Más: el cosmos es energía y forma, deseo y conocimiento, Shakti y Shiva, y me temo que eso hasta su último nivel de realidad gnoseológica, mucho después de superar la frontera de la ciencia. El alma y la forma están tan relacionadas que es difícil distinguirlas, incluso a nivel místico. Preocúpemonos de trascender lo que el Espíritu nos insta que sea trascendido. Cada cosa a su momento. Si ves un duende correteando por el bosque, acéptalo así, como tal, hasta que se demuestre lo contrario, si te toca demostrártelo. Igual que aceptas que tu cuerpo es como es o el de tu pareja es como es.

      “El Self tiene que ser trascendido” es muy megalómano. Vamos a preocuparnos de barrer…

      Los junguianos se abren camino por una tierra extraña y han cometido muchos errores. Es cierto que hay gente posesa. Lo sabe la Iglesia bien y por eso tiene exorcistas. La vocación de junguiano tiene algo de exorcista, es así, pero muchos exageran esa función en la sanidad pública, autojustificando su utilidad pública, satanizando en demasía la posesión arquetípica. Hay gente que posesa es más ella misma que desposeída (como decía von Franz: “sé que estoy gobernada por el animus, pero eso es lo que soy yo). Tenemos que contrarrestrar tanta propaganda contra la posesión con la sabiduría de comprender que si expulsas a los demonios, te quedas sin alma. Con la sabiduría de comprender que hasta cierto punto la posesión del animus y el anima te aliena de tu ser, y a partir de ahí lo que tienes es el descubrimiento del mito que te posee, y poseyéndote le da el único sentido a tu vida que hace que merezca la pena no estar muerto.

      Como esbocé arriba, ser poseído por el arquetipo de El Ermitaño es mucho más noble y elevado que serlo del mercurial, tramposo y ambicioso Mago. Como tú dices, la conexión del Ermitaño con la Fuente es tan grande que él sí que tiene trascendencia social a la postre, paradójicamente.

      Por cierto Raúl, sales tú en la foto de la presentación del libro de José?
      Salgo muy diferente en cada foto, pero creo que se nota que el tío de camisa azul que encabeza el blog y el de esa foto son el mismo…

      Pero no te acostumbres porque ese color ya esta pillado
      Claro, por el cielo y el mar… Ambos sinónimos de lo Inconsciente ;-)

      Un abrazo, querida hermana libriana.

      • Taztel dice:

        Dicen que aunque la mona se vista de seda, mona se queda… también puede ocurrir que uno acabe relacionándose con lo que interpreta.

        La verdad es que este tema genero-sexual entre la polaridad positiva y negativa da mucho juego, fíjate que puedes sumar puntos a lado negativo o restárselos al positivo y que por encima de las diferencias, de lo que gusta y no gusta esta en tener como base el lado negativo para sostener el positivo sin olvidar que todo tiene su momento y lugar.

        —-Muchos de los códigos secretos que se hallan son reflejo de una mente que no es exactamente la del autor.—
        Me gustaría saber que es para ti una mente que no es exactamente la del autor.

        —La famosa metáfora hindú de buscar erróneamente la realidad—
        La estructura de la realidad va desde lo más simple a lo más complejo. Hasta en los átomos encontramos ese espacio vacío necesario para que las partes se relacionen.

        —El místico que trasciende la imagen de Dios como un viejo con barba, etc. Ya esto es problemático—
        Deberíamos. La imagen de esta idea abstracta es solo una representación y esa representación esta limitada a nosotros mismos. El pensamiento creativo es complicado, es difícil evitar darle forma a las ideas tanto como que esa forma no termine siendo influenciada por lo que conocemos. Lo que no tiene sentido es darle forma a lo que no la tiene porque nos da miedo lo desconocido.

        —-su significado más allá de su significante. ………… ¿Acaso ese significado está más allá del arquetipo en sí? ¿Tiene sentido pensar eso?—
        El significado del arquetipo no está más allá del arquetipo en sí. Esta limitado a sí mismo y a su radio de acción. Para mí si tiene sentido pensar eso. ¿Se puede trascender uno a si mismo?

        —Todo lo que hablemos sobre el amor es poco, y todo lo que amemos es poco—
        Supongo que todos tenemos algo de poetas y nos dejamos llevar por la inspiración del fuego, en tales casos mejor darle sentido que buscar el significado en un diccionario. Posiblemente si abres el corazón encontraras al amor en sus múltiples formas. La energía sexual es expresada en todos los niveles de la naturaleza, es la mente de la persona la que entra en conflicto. Es complejo hablar del enamoramiento, el amor y la pasión-deseo-sexo. Sin olvidar que el Amor lo comprende todo. Estoy de acuerdo que mejor que hablar del amor es sentirlo y vivirlo.

        —Es cierto que hay gente posesa.—
        Es verdad, me refería a que la posesión puede ser inconsciente del arquetipo o se puede creer que el poder proviene del arquetipo o quizás puede que el poder de la identificacion con el arquetipo te domine.

        Los arquetipos efectivamente también son atributos y poderes, son frecuencias vibratorias que toman unas formas en el plano físico, otras en el energético o en el astral, otras en mental abstracto… no se trata de negar su realidad sino de liberar al espíritu atrapado en su idea de ser algo. ¿Quién es el que se identifica con el arquetipo y el resultado de su obra?

        —hasta cierto punto la posesión del animus y el anima te aliena de tu ser, y a partir de ahí lo que tienes es el descubrimiento del mito —
        La realización del mito que comentas es parecido a eso de ve y busca hacer realidad tus sueños, muy positivo ese pensamiento. Aunque por otro lado compensas diciendo que si ves un duende, se acepte tal cual hasta que se demuestre lo contrario. Los sueños sueños son… eso es, pero sin olvidar que la realidad es multidimensional y que obrar, obramos igual allí que aquí y a veces los encuentros son sorprendentes, pero claro todo lo que no se pueda demostrar es mentira.

        Gracias por tu atención y el detalle de escribir unas palabras sobre el aspecto de libra, esta bien aunque ya sabemos que la CN tiene muchos aspectos y que el mismo ascendente cambia con cada signo… entonces que ascendente eres… piscis, capricornio, quiza también libra … ?? ;) aunque tienes mucho de leo….

        Se nota la experiencia y conocimiento que compartes en este espacio de forma creativa y activa, felicidades.
        Un abrazo de Oso (por aquello de cambiar de animales jiji ;)

        • Raúl Ortega dice:

          Me gustaría saber que es para ti una mente que no es exactamente la del autor.
          El médium llamado Jung decía que si entras en una habitación y la ves llena de gente, no se te ocurre pensar que toda esa gente eres tú mismo, así que si entras en Psique y la ves llena de entes, tampoco.

          La estructura de la realidad va desde lo más simple a lo más complejo. Hasta en los átomos encontramos ese espacio vacío necesario para que las partes se relacionen.
          Esto es una idea coja. Pues el vacío es justamente lo que está lleno de la Otra Realidad. Pero te entiendo: quieres decir lo alto se apoya en lo bajo, lo lleno en lo vacío, etc. Lao Tsé. Lo más grave sería llegar hasta el “Dios se apoya en el Diablo”, que, en parte, es decir que “la realidad se apoya en una mera imitación”. Y hay que llegar hasta ahí.

          Deberíamos. La imagen de esta idea abstracta es solo una representación y esa representación esta limitada a nosotros mismos
          Deberíamos superar las formas en la que se nos aparecen los fantasmas que canalizamos y soñamos en la misma medida en que debemos superar, lo que es terriblemente doloroso, las formas humanas, concretas, en que proyectamos, por ejemplo, animus y anima. Hay un momento para decirle adiós a los ángeles como arios con alas de buitre blanco y otro para despedirse de Pepe. Creo que es muy humano rezar para que estos momentos lleguen todo lo tarde que sea posible.

          Estoy de acuerdo que mejor que hablar del amor es sentirlo y vivirlo.
          Yo usaría mejor la expresión “no hay nada que hablar del amor (ni que reflexionar) si no se ha vivido”. El amor, como los sueños, no es un objeto falsable, los únicos de los que se puede ocupar en algo la ciencia ordinaria. No se puede transmitir información de un científico a otro, de un amante a otro, y esperar que siguiendo las instrucciones mecánicamente, como se hace en química, repita el mismo experimento y compruebe lo que ocurre. La ciencia extraordinaria sí se debe ocupar de los objetos extraordinarios (es raro llamarle objeto extraordinario al amor o los sueños, pero bueno…). La cuestión es que aquí el científico, el observador, su experiencia, sí que cuenta, y mucho. Todos los días millones de personas dicen: “yo creía que sabía lo que era el amor hasta que he sentido esto”. Y esa misma persona puede que mañana vuelva a decir lo mismo…

          ¿Se puede trascender uno a si mismo?
          El problema está en mezclar sí mismo con Sí-mismo, Self, y en creer que los entes que hay en la habitación de la psique son uno mismo. Tiene todo el sentido del mundo pensar en la autotrascendencia, pero ¿y pensar en trascender a los ángeles? Suena bastante… raro. Suena menos extraño que haya gente pensando ya en la unidad política de todas las galaxias con sus terrestres y extraterrestres, aunque todavía sea una mera entelequia pensar en la unidad dentro de la especie humana.

          Esta limitado a sí mismo y a su radio de acción
          Si no tiene sentido hablar de límites dentro del mundo sensorial, justo cuando estamos viendo que la realidad es sistémica, no compuesta por órganos, sino definida como organismo, imagínate lo que es tratar de delimitar radios de acción de fuerzas espirituales… Claro que se intenta hacer. Intentamos distinguir 72 ángeles, intentamos hacer taxonomías también de los demonios, y hasta nos preguntamos cuántos bailan en la punta de una aguja. Está bien. Diferenciar es siempre la dirección evolutiva. Pero hazte cargo de lo complicado que es todo esto. La psicología junguiana es reacia a hacer diccionarios de símbolos y taxonomías arquetípicas, por esto (a mí sin embargo me fascina). Decir donde acaba el radio de acción de un arquetipo y empieza el siguiente es un trabajo hercúleo no ya mental, sino vital, experiencial. Un análisis psicológico, una mal llamada “terapia” analítica, consiste en eso: en seguir los hilos a través de los cuales los mismos arquetipos envían el mensaje de cómo quieren que sean trascendidos sus radios de acciones, dónde tratan de mutar de unas formas a otras. De cuándo, por ejemplo, el anima, que por un lado es amor y sexo, de repente trata de transgredir ese radio de acción y se quiere revelar como Sofía, que es mente, sabiduría. Volvemos a la dicotomía última: claro que Dios no es Diablo. Pero sí, son lo mismo…

          Es quizás más sencillo si hablamos de chakras. Pensemos que, a grosso modo, todos los arquetipos tienen un radio de acción que ocupa todos los chakras. El tercer ojo de repente se activa, pero lo que uno conciencia es que siente un picor especial en el chakra dos. Parafraseando a Gandalf: “si la intuición pura no te habla claro, entonces sigue tu instinto básico”. Porque el radio de acción es muy amplio, pero el centro siempre es el mismo.

          o se puede creer que el poder proviene del arquetipo
          No lo dudes: si empiezas a tener premoniciones, sincronicidades, viajes astrales, poltergeist y a doblar cucharas como Uri Geller, ten claro que el poder proviene del arquetipo y no de ti. Por eso han fracasado todos los conspiranoicos intentos de cias y kgbes en controlar a beneficio esas energías. por eso he publicado un artículo que se llama “El pensamiento positivo engañó a América”. Hasta cierto punto la mente humana puede activarse como un interruptor de esta canalización. Hasta cierto punto podemos encontrar y apoyar las condiciones más adecuadas para que el canal se abra (tarea de los buenos mago y maga). Pero esa energía tiene que ver con el yo lo mismo que tienen que ver con él los arquetipos: mucho y nada.

          La realización del mito que comentas es parecido a eso de ve y busca hacer realidad tus sueños, muy positivo ese pensamiento
          A Jung le encantaba poner como paradigma del modelo individuatorio el Himno de la Perla, y a mí también me subyuga ese relato. Compara la idea que tenemos de “hacer realidad nuestros sueños” con esto: http://www.metalog.org/files/himno-perla.txt

          Tengo mucho de leo porque soy acuario, precisamente, lo mismo que ocurre a la viceversa. También por la especial relación de esos dos signos en mi particular CN, lo cual ya hablamos. Sobre el AC… Un abrazo de Serpiente Egipcia, o de Perla de Alejandría, que es casi, casi, lo mismo, y con eso digo todo.

          • Juan manuel dice:

            Un apunte peculiar, una posibilidad, una perla para la perla de Raul

            No puedes entrar en la psique y encontrar multitud de entes, por que en este único instante que es real, que es el momento de la observación solo puede emerger una única forma que ocupa todo el espacio, y esa forma es todo lo que hay, eso es unidad que fluye. Esto que digo es muy destructivo, por que destroza la suposición de que hay un centro inamovible al que le pasan los personajes, las emociones y sentimientos, que tiene o pierde el amor, la libertad, el sufrimiento, si observas a la Psique, es un movimiento fenomenico, mas parece una historia que se despliega donde solo esta la historia.

            “Psique” como totalidad no es un sujeto ni un objeto, es ese vacío donde se despliega el guión. Por eso los entes no se pueden confundir con uno mismo, por que no hay tal uno mismo, y si existiera se podría señalar, delimitar, encontrar o incluso sentir, sin embargo y aunque aparentemente parece que hay “un”……, ese “Un” se modifica con tanta celeridad que todavía no se ha encontrado eso que persiste, vamos que algún día me cuentas que es eso que persiste para ser individuaizado…

          • Raúl Ortega dice:

            Ahora vas y te vas al Pleroma… Claro que sólo en la imaginación. Yo no hablo de teorías ni de la posibilidad que es capaz de visualizar la intuición (¿o quizas es la fantasía?). Hablo de que en toda experiencia de mediumnidad, o también en los grandes sueños, cosa que sí pasa todos los días y a mucha gente, igual que en una encuentro en la 3ª o 4ª fase, uno se topa con entes que se presentan como seres distintos de uno, psíquica y físicamente (con cursiva intrigante). No le pidas a un padre que vea en su hijo no otra cosa que él mismo, ni le pidas a un testigo de fantasmas que eso que ha visto es él. Aún aceptando que en cierto elevado plano así sea, y que, en cierta forma, en los planos más bajos, también lo es.

            Voy a decirlo desde otra perspectiva: uno se reconoce en ciertas personas y también en el OVNI que acaba de ver, si hace un esfuerzo introspectivo. Pero también es capaz de aceptar que su amigo y el marciano no son él, con la misma lógica con la que pone un pie detrás de otro al andar. Un ser que no habla como tú, que no piensa como tú, que sabe cosas que no podrías saber tú, y que no tiene el mismo aspecto que tú, es leche. O sea, blanco y en botella.

            Aunque sé que justo estás elucubrando en la dirección inversa, siento que un hilo de esto entronca con un problema con el que me encuentro a diario: la gente sigue pensando que hablar de lo inconsciente es seguir hablando de lo que uno es, aunque sea lo que uno es en regiones ignotas de uno mismo. ¡No! El mundo personal es el mundo personal, y el impersonal o transpersonal es lo que es. Hay un cordón umbilical entre el mundo personal y Madre, sí. No hay solución de continuidad en ese istmo. Pero Madre está ahí, identificando y alimentando a millones de criaturas, las presentes, las desaparecidas y las por venir.

  4. Juan Manuel dice:

    Pero yo abro otra vía y te comento que ante la imposibilidad de encontrar sujeto personal intrínseco, señalarlo, circunvalarlo y avalarlo, te sugiero que no hay “Mundos personales” ni “Transpersonales”, si no “Historias Locales” junto a “Historias Translocales”, de forma y manera que se crea una identidad fantasma como eje sobre lo que gira el guión, pero que al contarse otra Historia que trasciende la anterior, la identidad se modifica sustancialmente, y el hecho de llamarle “Historia” versus “persona intrínseca” acaba con conceptos,….por ejemplo como la muerte que no es mas que una historia, el “Ego”, la individuación …..mas que como otra historia, la libertad y el amor. Acabamos en el mismo lugar que la posición que ocupa el personaje personal intrínseco onírico…en nuestros sueños, y esto es inquietante por que hay una historia que cuenta que lo que es arriba es como no “Abajito”…., y si se puede contar un historia donde uno se hace consciente de manera lucida en el sueño, abre la posibilidad de contarse otra historia donde se despierta de la Matrix.

    Moraleja

    Dios es el Gran Vázquez, tu y yo las Hermanas Gilda., y a Dios rogando pero con el mazo dando…

    Esto bullía en mi cabeza y tu texto ha sido como si alguien apretara el gatillo.

    A menos gracias por permitirme contarlo.

    • Raúl Ortega dice:

      Ya, si yo te entiendo… Desde el punto de vista del Demiurgo ni la Tierra es el centro del Universo, ni el Sol, y el Sistema Solar es uno entre millones en una esquina apartada del vacío cósmico. Desde el punto de vista del Demiurgo el centro del Universo es él. Y luego viene el Dios Escondido detrás de bambalinas y le dice a él lo mismo que dices tú. Pero nosotros somos demiurguitos atrapados en nuestros solecitos, que son los egos, y son nuestro punto de referencia universal. Es lo que hay. En experiencias cumbres miras por segundos no sólo esas otras realidades, sino desde otras perspectivas, desde otros ojos, la realidad. Pero luego, ya sabes: después de la iluminación, barrer y fregar. Y el Buda a hartarse de setas hasta reventar. De regreso a las coordenadas, que son las que le corresponden al tránsito mortal por la esfera de Malkuth, el plano humano, terrestre. Este plano es el de las almas en misión especial a través de los egos. Es el plano de la conciencia como punto de referencia y su proceso de expansión de regreso a las perspectivas elevadas. Si es así, así tiene que ser. A mandar, que se dice…

      Yo creo que lo que andas buscando es otra idea. La idea del no-hacer. La idea de que “todo lo que el hombre cree hacer, en realidad se produce“. Tu preocupación no es tanto quién mira qué, sino quién hace qué. Nosotros somos espectadores desde nuestro ego de cómo la vida, la vida esencial, no las 4 cosas en que nos esforzamos, pasa por encima de nuestra voluntad. Si a esa captación le sumamos que eso no quiere decir ausencia de responsabilidad en absoluto, sino todo lo contrario (pues los ángeles son marionetas de Dios y aún así tienen en sus manos labores delegadas que son de su absoluta responsabilidad), no estamos diciendo más que el ABC, la introducción, el epílogo, a la Psicología analítica, la Aquimia, la Cábala, el esoterismo, la mística y la concepción religiosa del Cosmos en general. Incluida la concepción exotérica de lo que es religión. Sin preocuparnos demasiado de cómo ve las cosas el ángel o el dios, desde nuestro ego lo que se ve, si se mira bien, es que destino obliga, manda, y que uno es un botones Sacarino que tiene que hacer los recados bien.

  5. Juan Manuel dice:

    No lo hubiera expresado mejor, ni aquella máxima no hubiera encajado mejor a tus enunciados – ” Tu única libertad es ser impecable “, y yo remato – Por si acaso…, y en esas estamos.

    * Nota adicional . 19 Marzo la Luna Full y sus efectos gravi_ta-torios estarán 25000 Km. mas cerca y grandota que de costumbre

    Botón de Ancla

Trackbacks/Pingbacks:

  1. Esta noticia ha sido citada en:

    Ecopsicología 2 – La mujer tiene una conexión única con la naturaleza « Bitácora de la Odisea

  2. Esta noticia ha sido citada en:

    amour

RSS feed para los comentarios de esta entrada. TrackBack URL

Comentarios a través de Facebook:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

 

Customizado por Odisea del Alma